Trespass Journal

Persecución policial, tan normal en Catalunya…

Desde la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Banyoles manifiestan su entrega a la represión contra lxs anarquistas. De momento actúan bajo el seudonímo de policía de trafico pero dejan claro a quien intentan intimidar mediante sus peores pistoleros en servicio… ya que no es pura casualidad que paran y amenazan la misma persona 3 veces en una semana. Este mismo compañero también sufre persecución por policías secretas en Barcelona…tan torpes que es dificil no reconocerlas como por ejemplo el pasado Martes 28 Mayo (15.40h; c/Nació; Clot)).
Uno de los pistoleros del cuartel de Banyoles ya fue conocido cuando apuntaba con su pistola al compañero hace 7 años sin ningúna razón en un control de trafico (salida AP-7 Girona Nord) y luego le amenazó de muerte! Lógicamente se negó a dar su numero de placa entonces pero ahora amenaza de ponerle una multa entre 600 y 30mil Euros por no tener la residencia española y andar con un coche matriculado en su país de origen de la UE… (todo es posible con la Ley Mordassa!). También aparecieron ultimamente varias veces en el domicilio suyo (una casa en el campo) lo que da la sospecha que se le investigan «a fondo» para joderle la vida de nuevo tras el desalojo de su kasa el año pasado (Kan Bici).
Ser coherente con sus ideas puede resultar peligroso en éste país ya que hasta los bares «alternativos» están repletos de secretas y policías «fuera de servicio» para controlar lo que se coce y habla, lo que se consume y quien conoce a quien. Así de libres podemos sentirnos hasta que se demuestra lo contrario…
800 razónes para rebelarse contra toda dominación y autoridad!
Salud & Anarquía
A.C.A.B.
PD: Nos vemos en el Agro-Crust (11-14 de Julio 2019)!
Etiquetado con: , , ,

Madrid: Comunicado de las compas detenidas el 13 de mayo

La madrugada del 13 de mayo irrumpían en nuestras casas y en el espacio anarquista La Emboscada -tres semanas después de su inaguración- una unidad de antidisturbios junto con el grupo 21 de la Brigada Provincial de Información de Madrid, dedicado excusivamente al espionaje y cacería de anarquistas. Nos informaron que traían una orden de registro y de detención para dos de nosotras bajo la acusación de terrorismo. Durante el registro, que duró aproximadamente 6 horas, compañerxs de todo Madrid se acercaron a mostrar su apoyo.

Mientras tanto, la policía parecía especialmente interesada en llevarse ropa: abrigos de colores y negros, bufandas de colores concretos, fulares, pañuelos de flores, calzado específico; también les interesaban las agendas, calendarios, algunos cuadernos, algunas anotaciones, notas entre las páginas de los libros, ordenadores, discos duros, tarjetas de memoria, usb, móviles, cámaras fotográficas y de vídeo, CDs y DVD, herramientas de construcción y, en especial, martillos; así como pegatinas, parches y camisetas de la marca M.A.L.P.; carteles y propaganda en relación a la contracumbre del G20 2017.
Durante la investigación, que lleva en curso desde marzo de 2017, han intervenido correos electrónicos, correos ordiarios, teléfonos móviles, tablets, whatsapp, icloud, dropbox y comunicaciones en general. Por ahora no tenemos más información, ya que la investigación continúa bajo secreto de sumario.
Estuvimos 32 horas detenidas y, aunque hubo momentos en los que la situación era confusa y no parecía favorable, cualquier tristeza o temor se volvió insignificante cuando salimos y vimos el apoyo y la solidaridad que recibimos por parte de nuestrxs compas y amigxs.

Porque aunque el Estado venga a por nosotras, las ideas y prácticas que persiguen son incontenibles y se multiplican en cada gesto de solidaridad. Y aunque no sabemos de que se nos acusa, tenemos muy claro lo que somos y por qué se nos persigue: y no nos arrepentimos ni nos arrepentiremos nunca de ser anarquistas.

La represión ha estado siempre al acecho de las que luchan pero a lo largo de nuestras vidas nos ha dado fuerzas y aliento saber que había anarquistas en todo el mundo y gente que compartía nuestra afinidad y, vivir esto en primera persona y encontrar tanta gente, ha sido muy bonito y significativo para nosotras.

Ninguna anarquista estará sola mientras queden compas que sigan luchando.

Un abrazo a Embers, detenido el 1º de Mayo en París y que sigue en prisión junto con otras tantas. Y a todas las demás presas anarquistas y presas en lucha, que no olvidamos.

Etiquetado con: , , ,

Trobada Intergeneracional a Kan Pasqual (30 anys d’Okupació…)

1989-2019 Treinta años de Okupación y Lucha Anticapitalista en Catalunya y alrededores.
18 de mayo de 11 horas a 24 horas (Debates, comidas, balances, batallistas y concierto covers de la Polla Records para no dejarte la pasta en octubre).
encuentro(2).png
La jornada se iniciará con una presentación de cada un@ ¿donde estabas en los noventa o en los dosmil? ¿donde estás ahora?
Luego discusión en grupos (organización, debilidades, fortalezas, comunicación, objetivos, afectos y todo lo que propongan los allí presentes).
14:30 Comida de reencuentro.
17 horas plenaria con la intención de charlarm entre otras cosas, sobre la necesidad de elaborar un relato lo más común y transversal posible de nuestro pasado y la reflexión colectiva de por qué ahora muchos ya no estamos tan implicados en la lucha social o si es que consideramos que seguimos en la brecha, pero desde otras estructuras y lugares, decir desde donde y cómo articular una resistencia más colectiva, más relacionada con aquellos que sí están «en la calle» hoy en día.
Luego noche de batallitas, concierto y reencuentro.
Al día siguiente, se prevee un encuentro más informal, siguiendo el formato de la noche y pasar algunos de los documentales o videos sobre la resistencia al desalojo o las luchas de los’90.
Companys d’ahir, d’avui i de sempre, esteu tot(e)s convidats
salut i okupació
Etiquetado con: , ,

Fiesta Mayor Casa Selba

Etiquetado con: ,

Berlin: ¡Muéstrale los dientes a la usura! + Video

Algunas palabras del anarcha feminist squat Liebig34 per la manifestacion de alquiler el 6 de abril, y una videollamada per el Dia X (desalojo)

¡Muéstrale los dientes a la usura!

Vivimos en una ciudad con hasta 50.000 personas sin hogar, en la que cada año se presentan 5.000 demandas de desalojo y se llevan a cabo más de 10 desalojos por día. Y todo esto sucede mientras varias casas están vacías. Vivimos en una ciudad donde los precios de las propiedades se incrementan más rápidamente en el mundo. Y esto se debe a que la mayoría de nuestras casas pertenecen a compañías de bienes raíces e individuos

privados que quieren ganar dinero de nuestra necesidad básica de vivienda y pueden hacerlo sin ningún impedimento. Bajo el argumento de progeso y modernidad, las casas se renuevan para duplicar los alquileres y aumentar el volumen de negocios. Lo que se ignora en todo esto son las personas que viven en estas casas, en esta ciudad y quieren seguir viviendo en ellas. Se ignora lo que la falta de vivienda o simplemente el miedo a ella les hace. Ignora quién es reprimido y cómo la represión selectiva de las personas afecta a una sociedad. No todas las personas pueden ni quieren estar sujetas a la presión del trabajo asalariado y la competencia para no perecer en esta ciudad.

Los especuladores interfieren con su actitud y comportamiento en barrios en los que nunca han vivido, nunca vivirán y en los que en realidad no tienen ningún interés, excepto cuando se trata de explotarlos para su cuenta bancaria personal. Se benefician de la apreciación y la impulsan activamente para atraer a una clientela más acaudalada. Sus intereses son protegidos y aplicados por el aparato estatal. El estado capitalista no actúa en el sentido de sociedad, sino en el sentido de capital, en el sentido de aquellos que poseen capital y quieren aumentarlo a expensas de otrxs.

Todxs estamos afectados por el aburguesamiento. Y la amplia red de inquilinxs* y el apoyo mutuo de numerosos vecinxs* ha demostrado que todxs sentimos la presión de oponernos a la propiedad en el mercado de la vivienda. Sobre esta cuestión, amplios sectores de la sociedad comparten posiciones comunes. Y nosotrxs, lxs no posemos, somos la mayoría de ellxs.

Para nosotrxs está claro que sólo podemos salir de esta rueda de hámster defendiéndonos y apoyándonos unxs a otrxs. Necesitamos viviendas accesibles y espacios comerciales para todxs y sabemos que esto también es posible. Queremos un espacio autogestionado y autogestionado por las personas que viven y quieren vivir en esta ciudad, y no por especuladores inmobiliarios y empresas cuyos intereses lucrativos venden nuestra ciudad.

Por lo tanto, exigimos la expropiación de las empresas de vivienda y la transferencia del espacio vital a la propiedad común.

Llevemos nuestras reivindicaciones el 06.04.19 en Berlín juntxs en la calle! No se trata sólo de habitaciones individuales, sino de toda la ciudad!

Liebig34

6 de abril de 2019, 12:00h en Alexanderplatz

y en caso de despacho: https://vimeo.com/325552190

+ info:

https://mobile.twitter.com/Liebig34Liebig

Via Indymedia: http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/526025

Etiquetado con: ,

[Poema] “Todo me sabe a metal…”, poema del compañero preso Rodrigo Lanza

Todo me sabe a metal, todo me huele a asfalto
(y desinfectante)
me engulle este silencio atronador que me rodea,
este vacío que me llena.
Los recuerdos hieren,
el futuro yace inerte
sin promesa alguna
y el presente me despierta cada día
uniformado para el recuento de las 8.
Floto a la deriva en un barco ya hundido
y este mar de asfalto se alza
como hipócrita monumento
a los cobardes que lo construyeron.
Malvivo entre las grietas de mis escombros,
intentando calmar mi sed comiendo polvo y detritos.
Me paraliza el miedo
de perderme en mi laberinto.
Todo me sabe a lágrimas, todo lo veo ocre y gris,
sudo la impotencia de no poder abrir la puerta,
de vomitar cadenas.
Me tropiezo buscando salidas a mi desierto
a mi pequeña porción de castigo y espesos.
Me paraliza el miedo
de perderme al encontrarme.

16-01-2019 Rodrigo Lanza (aislamiento/FIES)

 

—-

Dirección para escribir a Rodri:

Rodrigo Lanza
Apdo. de correos nº 33044
Ronda Universitat, 23
08007 Barcelona

Fuente
https://vozcomoarma.noblogs.org/?p=21714
Recogemos de Briega y compartimos este poema del compañero preso Rodrigo Lanza:

Etiquetado con: , ,

ARRAIJANAL RESISTE – ECOLOGISTAS ABSOLUCIÓN ** LETI Y FALI : PELIGRO DE PRISIÓN!

DEFENDER LA NATURALEZA NO ES DELITO
Leti y Fali, dos compañeras del movimiento ciudadano Salvar Arraijanal se encuentran en serio riesgo de entrar en prisión por denunciar y oponerse a las maniobras especulativas de destrucción de uno de los últimos parajes no urbanizados del litoral malagueño.
En defensa de dicho paraje, Arraijanal , sito junto a la urbanización Guadalmar, se ha producido una gran resistencia llevada a cabo por variados y numerosos sectores de la sociedad, la cual cristaliza en una acampada permanente de 6 meses de duración, que ha jugado el papel de nexo y punto de referencia para todas las personas que no querían que ganara la especulación frente a la protección de la naturaleza.
Tras el desalojo del sexto campamento por la supervivencia de Arraijanal, nos concentramos la tarde del 24 de mayo para denunciar el desalojo y replantear el movimiento, cuando la policía local de Churriana irrumpió decidida a arrasar con la concentración y desmovilizar la protesta con las detenciones arbitrarias que fueran oportunas.
Como consecuencia de ello, las compañeras activistas Fali y Leti se han visto involucradas en un proceso judicial que puede llevarlas a prisión, víctimas de un montaje policial, como viene siendo habitual en el ejercicio de la protesta, y más aún después de haber denunciado las activistas por agresiones y tortura a los agentes que les dieron traslado a comisaría, donde abusaron de la autoridad y ejercieron violencia.
Casualmente las pruebas solicitadas por la defensa de las activistas de las cámaras de seguridad del parking de comisaría que demostrarían la agresión policial, no han sido solicitadas por el ju ez de instrucción por olvido, pudiendo h aber sido destruidas. Todo ello en un momento donde las irregularidades de las obras de la ciudad deportiva en Arraijanal están totalmente en cuestión y cada vez más cerca de que se resuelva el conflicto a favor de la protección del paraje. Entre otros, por los siguientes motivos:
  • Ausencia de estudio de impacto ambiental
  • Ausencia de estudio de inundabilidad
  • Talas ilegales
  • Vallado superior al perímetro cedido. En este momento de debilidad se han visto obligados a retroceder el vallado dejando fuera uno de los bosques donde ya se habían practicado talas de árboles centenarios.
  • Cesión fraudulenta con cambio de normativa a medida.
  • Intervención y extracción ilegal en el acuífero del bajo Guadalhorce (dentro de los terrenos).
  • Operación de alto riesgo financiero por insolvencia del Jeque de la fundación de Málaga C.F., que ha llevado a la paralización de las obras por falta de fondos económicos e imposibilidad de pago a la constructora BILBA.
Por todo ello, las organizaciones abajo firmantes exigimos :
LA ABSOLUCIÓN DE LAS ACTIVISTAS EN DEFENSA DE ARRAIJANAL
LA PARALIZACIÓN PERMANENTE DE LAS OBRAS DE DESTRUCCIÓN DEL PARAJE NATURAL DE ARRAIJANAL, y un freno en las políticas depredadoras de los recursos de todas para beneficio de unos pocos.
Un cambio en el marco represivo en el que nos encontramos que criminaliza especialmente la pobreza y la protesta ante la privación de derechos, la acumulación y la especulación. Numerosos ejemplos sufrimos: Molero, La Insurgencia, Represaliadas Brunch It , Los 6 de la Macarena, etc…
Etiquetado con: , , , , ,

Contra el anarco-liberalismo y la maldición de las políticas de la identidad

Traducimos un polémico manifiesto publicado bajo el nombre de Woke Anarchists (anarquistas que han despertado) que está dando bastante que hablar en el Reino Unido. Se encuadra en la crítica a las ‘políticas de la identidad’, lo que en el estado español se ha difundido como ‘la trampa de la diversidad’.

Estas críticas surgieron analizando el discurso de los partidos progresistas y socialdemócratas y cómo, supuestamente, al dar la espalda a la cuestión de clase, se ha dejado paso libre a la extrema derecha populista para atraer a la clase trabajadora tradicional, o lo que queda de ella. Sin embargo, en el anarquismo se ha traducido a los parámetros de la crítica al guetto, un género literario relativamente fértil y con ejemplos remarcables (Ad Nauseam de 2002 es un excelente ejemplo), pero de escasos frutos prácticos.

El anarquismo en el Reino Unido es una broma . En un tiempo simbolizaba duras luchas por la libertad, y ahora el término se ha revelado como un vehículo para las angustiadas políticas de identidad, divisionistas y de odio por parte de activistas de clase media deseosos/as de proteger sus propios privilegios. Escribimos este folleto para reclamar el anarquismo a estos políticos de la identidad.

Escribimos como personas que se identifican como anarquistas que encuentran sus raíces en las luchas políticas del pasado. Somos antifascistas, antirracistas, feministas. Queremos ver el fin de todas las opresiones y participamos activamente en esas luchas. Sin embargo, nuestro punto de partida no es el denso lenguaje de los académicos liberales de izquierdas, sino el del anarquismo y sus principios: libertad, cooperación, ayuda mutua, solidaridad e igualdad para todos, sin distinciones. Las jerarquías y el poder, da igual cómo se manifiesten, son nuestros enemigos.

La política de identidad es parte de la sociedad que queremos destruir.

La política de identidad no es liberadora, sino reformista. No son más que una plataforma para aspirantes de clase media a políticos de las identidades. Su visión a largo plazo es la incorporación total de grupos tradicionalmente oprimidos al sistema social jerárquico y competitivo que supone el capitalismo, en lugar de la destrucción de ese sistema. El objetivo final es un Capitalismo Arcoiris, una forma más eficiente y sofisticada de control social donde todo el mundo tiene la oportunidad de participar. Confinados en el «espacio seguro» de otras personas como ellas, las y los políticos de las identidades se alejan cada vez más del mundo real.

Un buen ejemplo es la teoría queer y cómo se ha vendido a los amos corporativos. El concepto de queer era, no hace mucho tiempo, algo subversivo, sugiriendo una sexualidad indefinible, un deseo de escapar de los intentos de la sociedad de definir, estudiar y diagnosticarlo todo, desde nuestra salud mental hasta nuestra sexualidad. Sin embargo, con una gran falta de crítica de clase, las y los políticos y académicos de la identidad se apropiaron fácilmente del concepto para crear otra etiqueta exclusiva para una camarilla guay que, irónicamente, es cualquier cosa menos liberadora. Cada vez más, lo queer es una bonita etiqueta adoptada por algunos para pretender que también están oprimidos, y evitar que sus acciones sean calificadas como la mierda que son: políticas burguesas.

No queremos oir hablar de la próxima convocatoria autogestionada, velada queer o festival de okupas que excluye a todo el mundo excepto a quienes adoptan el lenguaje, el código de vestimenta o los círculos sociales correctos. Volved cuando tengáis algo genuinamente significativo, subversivo y peligroso para el status quo.

La política de identidad es estrecha, exclusiva y divisora. En un momento en que necesitamos más que nunca llegar más allá de nuestros pequeños círculos, la política de identidad trata de mirar hacia adentro. Probablemente no sea una coincidencia. Si bien afirma que se centra en la inclusión, es altamente excluyente, dividiendo el mundo en dos grandes grupos: el Incuestionablemente Oprimido y el Innatamente Privilegiado. Hay pocas áreas grises permitidas en la práctica y el conflicto se aviva continuamente entre estos dos grupos.

Lo entendemos, no se trata solo de clase, pero si no podemos unirnos para siquiera reconocer quién realmente tiene el poder, entonces no tenemos ninguna esperanza de llegar a ninguna parte. Si su punto de vista fuera realmente la liberación para todos, entonces la suya no sería una política de división, constantemente enfrentando a un grupo contra el otro – como hacen de manera parecida el capitalismo y el nacionalismo. Habitualmente son ignoradas por los políticos de la identidad cuestiones que enturbian el simple código binario de «oprimido vs. privilegiado», como son las experiencias de vida personal o los traumas (que no pueden resumirse claramente mediante la identidad de un individuo como miembro de un grupo oprimido), o cosas de las que la gente no se sienta cómoda hablando, como la salud mental o la clase,

Queda, por supuesto, la cuestión más evidente: que los problemas a los que nos enfrentamos van mucho más allá de la queerfobia o la transfobia: es el maldito sistema de esclavitud, destrucción, explotación y encarcelamiento de escala planetaria. No queremos ver a nadie en el sistema penitenciario, ya sean mujeres trans negras o hombres blancos cis (que, por cierto, constituyen la gran mayoría de las personas encarceladas en el Reino Unido). No es sorprendente que la política basada en tal exclusividad resulte en constantes choques internos y se vean unos a otros como el enemigo, particularmente dada su vulnerabilidad a la explotación por parte de los gerentes de la identidad de clase media.

Las políticas de identidad es una herramienta de las clases medias. Los representantes del grupo, articulados y con estudios, la utilizan de manera flagrante y maltratadora para afianzar y mantener su propio poder a través de la política, el dogma y la intimidación. Los cómodos orígenes de estos activistas son evidenciados no solo por el uso del lenguaje académico, sino también porque se creen en el derecho de utilizar el tiempo y la energía de otros activistas para cambiar el enfoque hacia ellos y sus sentimientos. De hecho, la falta de ética de trabajo, una cierta fragilidad y una preocupación por la seguridad y el lenguaje en lugar de las condiciones materiales y el cambio significativo son otros aspectos que revelan los antecedentes de clase de muchos políticos de identidad.

Vemos esto con la facilidad de que estos individuos llamen la atención a otras personas a la menor desviación del código de práctica que impusieron unilateralmente, asumiendo que todos deberían pensar como lo hacen o tener tiempo para dedicarse a aprenderlo. Ignorando así la realidad de la lucha de clases diaria.

Existe una falsa equivalencia entre pertenecer a los Indiscutiblemente Oprimidos y ser de clase trabajadora. Por el contrario, muchos de los Indiscutiblemente Oprimidos defienden incuestionablemente valores liberales enraizados en la ideología capitalista en lugar de otros verdaderamente liberadores.

Una política basada en tener el lenguaje correcto y conocimiento del tono y los códigos correctos es una herramienta inherente de opresión. Ciertamente no es ser representativo de aquellos sectores de quienes dice hablar en su nombre, los que están en lo más bajo de la sociedad. Un análisis anarquista reconoce que, aunque alguien puede pertenecer a un grupo oprimido, su política o las demandas hechas en nombre de los Indiscutiblemente Oprimidos pueden ser netamente liberales, burguesas y pro capitalistas.

La política de identidad es jerárquica. Al consolidar el poder y el estatus de los políticos mezquinos de clase media, la política de identidad es jerárquica. Más allá del engaño, la imposición de ciertos dogmas también permite que este poder quede sin ser cuestionado. Estas incluyen: jerarquías implícitas de opresión; la creación y el uso de términos destinados a provocar una respuesta emocional (‘desencadenante’, ‘sentirse inseguro’, ‘Terf’, ‘fascista’); a aquellos que no son miembros de grupos específicos se les niega una opinión sobre la política más amplia de estos grupos; la idea de que los miembros del grupo no deben, bajo ninguna circunstancia, hacer ningún «trabajo» para explicar sus políticas a los no miembros del grupo; tildando a los discursos alternativos como ‘violencia’.

Estos dogmas se utilizan para mantener las normas, ya sea en subculturas o en una sociedad más amplia. Los y las anarquistas deben sospechar de cualquier tendencia que se base en principios incuestionables, particularmente aquellos que obviamente crean jerarquías.

La política de identidad a menudo explota el miedo, la inseguridad y la culpa. Es importante que lo reconozcamos en dos frentes. Uno, se utiliza para privar de derechos en lugar de empoderar realmente, tal como se afirma. Refuerza la idea de que las personas son víctimas frágiles en lugar de agentes de cambio y, por lo tanto, necesitan aceptar líderes. Si bien los espacios y el lenguaje más seguros son importantes, el grado de obsesión con estas cosas no es un signo de fortaleza, sino de la perpetuación de la victimización.

A través de la ansiedad social, culpa a todos los demás de ser de alguna manera privilegiado y de ser completamente responsable de los gigantes sistemas de opresión que en realidad solo benefician a unos pocos. También permite a aquellos dentro de los grupos minoritarios que se benefician de las estructuras estatales y capitalistas descolgarse de cualquier tipo de responsabilidad por sus acciones opresivas o comportamiento prejuiciado.

Un análisis anarquista significa que debemos reconocer que los miembros de grupos oprimidos también pueden tener posiciones de élite y represivas, y deben ser desafiados por igual, y no solo darles cobardemente la razón

La política de identidad ha contagiado los espacios anarquistas.

Tristemente, el anarquismo se está vaciando apresuradamente buscando una ‘muestra de virtud’, el ser ‘buenos aliados’. El ‘ser aliado’ se promulga con demasiada frecuencia como una aceptación ciega de la política de aquellos que son, Incuestionablemente Oprimidos, o que afirman serlo, sin importar cómo de mala sea su política o su comportamiento personal. Es una sumisión voluntaria a la política de los demás, la posición menos anarquista que se puede adoptar y que muestra una terrible ausencia de carácter.

No debemos dar un altavoz a los autoproclamados líderes que no están de acuerdo con nuestra política. Entonces, es irónico que hayamos permitido que grupos con poca o ninguna política radical ingresen en nuestros espacios y acallen el debate, y que afirmen que cualquier cosa que no esté de acuerdo con su punto de vista es ‘fascista’. No hace falta decir que el fascismo no es algo que deba trivializarse de esta manera.

También nos sorprende que no se vean paralelismos obvios con la política de la derecha, como cuando esta califica a las feministas de ‘feminazis’. Las activistas por los derechos trans utilizan del mismo modo el término ‘fascista’ contra las feministas radicales, así como esos eslóganes cada vez más habituales que invitan a matar ‘terfs’ que también están presentes en espacios anarquistas tanto en la red como en el mundo real. Es desconcertante que la violencia de esta misoginia sea celebrada, no condenada.

El anarquismo va contra los dioses. ¿Hay alguna frase que resuma el anarquismo mejor que ‘ni dios, ni amo’? Tal jerarquía y exclusividad son antitéticas al anarquismo. Solíamos asesinar a políticos, e innumerables camaradas dieron su vida por la lucha contra el poder. Todavía rechazamos a los políticos de todo tipo, ya sean conservadores, laboristas o aquellos que se ven a sí mismos como líderes de movimientos basados ​​en la identidad. Es contra los principios más básicos del anarquismo aceptar el liderazgo de otros, porque creemos que todos somos iguales. Del mismo modo, no aceptamos la idea de que no podemos cuestionar las posiciones mantenidas por otros activistas o quienes se llaman a sí mismos anarquistas -algo en lo que, desafortunadamente, la política de identidad insiste con demasiada frecuencia.

El anarquismo no apoya las religiones patriarcales y los anarquistas tienen una larga historia de conflicto con ellos. Es una vergüenza ver la forma en la que gran parte de lo que pasa por anarquismo en el Reino Unido actual actúa como apologista para aquellos que quieren evitar cualquier desafío a su propio sexismo y patriarcado o incluso continuar con sus religiones opresivas, simplemente porque los conservadores reaccionarios los tratan como chivos expiatorios.

Nota: En el próximo párrafo se refieren a la Feria del Libro Anarquista de Londres. En su edición de 2017 un grupo de activistas por los derechos trans montó un gran jaleo (llegando a activar la alarma contra incendios) para expulsar a una mujer a la que acusaban de TERF (feminista que excluye a las transexuales). Esto desenbocó en varios manifiestos con listas de quejas contra la organización del evento (poca presencia de ponentes racializados, espacio no accesible a minusválidos,…). La organización respondió dando explicaciones y mostrando su disgusto por no haber recibido las críticas en privado y mucho menos propuestas de colaboración para ayudar a solventar los problemas que se señalaban, rehusó a trabajar en la próxima feria y ofreció su organización al colectivo que lo quisiera. El resultado de todo este lío fue que en 2018 no se ha realizado Feria del Libro Anarquista en Londres. Más información de lo sucedido a lo largo de este hilo del foro.

La destrucción de proyectos anarquistas se lleva a cabo y se celebra en nombre de la política de identidad, simplemente para apaciguar a aquellos que no tienen interés en el anarquismo en sí. Y si alguien se pone de pie y lo desafía, se enfrentan con el abuso o incluso con un ataque físico, comportamiento que solía ser desafiado pero que ahora está condonado porque proviene de aquellos que se consideran oprimidos. Aquí más que en cualquier lugar, el fracaso total de la política anarquista por parte de quienes supuestamente lo representan es de lo más obvio. Comencemos nombrando a Freedom News para empezar, cuyo apoyo acrítico a grupos que poco tienen en común con el anarquismo es vergonzoso.

El anarquismo no es identidad política. El anarquismo no es otra identidad, como a algunos les gusta afirmar. Esta es una respuesta burda y perezosa de los políticos de identidad, y una forma de evitar responder a problemas políticos reales. También muestra cómo se utiliza la política de identidad para manipular y subvertir los espacios anarquistas en beneficio de agendas personales. Claro, lo ‘anarquista’ también puede ser considerado como una identidad, y los anarquistas son propensos a la conductas endogámicas (a menudo criticadas). Pero las similitudes terminan ahí.

A diferencia de los/as políticos de identidad o del SWP [NOTA: Socialist Workers Party, partido trotskista británico que ha solido encabezar la izquierda extraparlamentaria en las últimas décadas], la mayoría de los anarquistas no tratan de reclutar seguidores, sino que intentan difundir ideas que ayuden a las comunidades a luchar por sí mismas de una manera que no sean recuperables por el sistema. Nuestra agenda es radicalmente diferente y especial en la medida en que nuestra política central no trata de promover nuestro propio poder y estatus personal. El anarquismo alienta a las personas a cuestionarlo todo, incluso lo que nosotros mismos tengamos que decir.

A diferencia de las características inherentes y exclusivas de las políticas de identidad con sus grupos internos y externos, el anarquismo es para nosotros un conjunto de ética que guía cómo entendemos y reaccionamos ante el mundo. Está abierto a cualquiera que mire o escuche algo que cualquiera puede sentir, sin importar de qué origen provenga. A menudo, los resultados serán diversos, ya que las personas lo combinan con sus personalidades individuales, experiencias de vida y otros aspectos de sus identidades.

Uno no necesita conocer la palabra anarquía para sentirla dentro. Es un conjunto de ideas simple y consistente que puede actuar como una guía en un conflicto particular, hasta la fundación de sociedades futuras. Para referirse a los principios anarquistas, entonces, cuando hay un conflicto sobre la política de identidad, tiene sentido cuando supuestamente estamos unidos por estos principios.

Ser gay o tener la piel oscura da lugar a experiencias similares para aquellos que comparten estas características, y obviamente significa que es probable que tengas vínculos sociales, empatía o un sentido de pertenencia a estos grupo. Sin embargo, la vida vivida es en realidad mucho más compleja y es posible que tengas tanto o más en común con una mujer queer blanca cualquiera que con un hombre cis de piel oscura.

La política de identidad a veces refleja el mismo chovinismo del nacionalismo, pero con diferentes grupos que buscan forjar sus propios dominios de poder según categorías derivadas del orden capitalista. Nosotros, por otro lado, somos internacionalistas que creemos en la justicia para todos. El anarquismo busca levantar todas las voces, no solo las de los grupos minoritarios. La noción de que la opresión solo afecta a las minorías en lugar de a las masas es el producto de una política burguesa que nunca tuvo ningún interés en el cambio revolucionario.

La política de identidad está alimentando a la extrema derecha. Como nota final, vale la pena enfatizar cuántas política de identidad juegan en las manos de la extrema derecha. En el mejor de los casos, estas políticas hacen que la política ‘radical’ parezca cada día más irrelevante para mucha gente. En el peor de los casos, los políticos de identidad de la clase media están haciendo un excelente trabajo al alienar a las personas de raza blanca ya desposeídas, que constituyen la gran mayoría de las personas del Reino Unido y que están gravitando cada vez más hacia la derecha.

Ignorar este hecho y continuar participando en luchas internas sobre la política de identidad sería el colmo de la arrogancia. Sin embargo, en un momento en que vemos que los movimientos fascistas se multiplican, los anarquistas todavía están distraídos por la política de la división. Para demasiados, la política de la identidad es simplemente un juego, su tolerancia lleva a la perturbación constante en los círculos activistas.

Nota final Para nosotros el anarquismo es cooperación, ayuda mutua, solidaridad y lucha contra los verdaderos centros de poder. Los espacios anarquistas no deberían ser para aquellos que simplemente quieren luchar contra quienes los rodean. Tenemos una bella historia de internacionalismo y diversidad, por lo que reclamemos nuestra política para un futuro verdaderamente inclusivo.

Este artículo ha sido formateado como un  folleto A5 para imprimir .

Etiquetado con: , , ,

“La Esperanza” dice NO al desalojo de “La Ilusión”

La Esperanza” dice NO al desalojo de “La Ilusión”

Desde la Comunidad “La Esperanza” (la comunidad autogestionada más grande del Estado) queremos manifestar nuestro total apoyo a la comunidad hermana de “La Ilusión” y rechazar con todas nuestras fuerzas la amenaza de desalojo que se cierne sobre ella. Exigimos a las entidades financieras que pretenden desalojarlas que abandonen ahora mismo sus pretensiones y a las administraciones públicas que les ofrezcan una alternativa habitacional asequible y digna en caso de que no se pueda detener lo que a todas luces sería un desastre humanitario. Desde el norte al sur de la isla, la situación de paro, precariedad, salarios insuficientes, alquileres elevados, desahucios constantes, ha ocasionado que muchas familias no hayamos visto obligadas a organizarnos, a pedir la colaboración de organizaciones como la FAGC y a impulsar comunidades como éstas para evitar la indigencia y la disolución de nuestras unidades familiares. Es el sistema el que ha incumplido sus deberes, no nosotras. Por eso, también desde el norte al sur de la isla, es importante fortalecer nuestros lazos de solidaridad y apoyo mutuo, porque en cualquier momento pueden venir a por cualquiera de nuestras comunidades y es vital que demos una respuesta conjunta y coordinada. Repetimos una vez más: “Ni casas sin gente, ni gente sin casa”. Nadie nos puede quitar “La Esperanza” y nadie nos quitará “La Ilusión”.

Comunidad “La Esperanza”

Via FAGC https://anarquistasgc.noblogs.org/post/2018/12/09/la-esperanza-dice-no-al-desalojo-de-la-ilusion/
Etiquetado con: , , , , ,

Se prepara el desalojo de “La Ilusión”

Antecedentes

La Comunidad “La Ilusión” se inició en junio de 2017. Después de una asamblea de desahuciadas, inquilinas y precaristas convocada por el SIGC (Sindicato de Inquilinas de Gran Canaria, organización independiente pero impulsada inicialmente por la Federación Anarquista de Gran Canaria), una persona, asistente también a dicha asamblea, se puso en contacto con las familias que habían compartido sus distintos problemas de vivienda. Dicha persona, en proceso de embargo bancario (según hemos averiguado después, con implicación directa de la SAREB en la adquisición de sus bienes inmuebles subastados), facilitaba dos edificios colindantes (ubicados en el Valle de los Nueve [municipio de Telde]) para que los habitaran personas sin hogar, a cambio de que los cuidaran y habilitaran, y evitaran con su presencia los continuos robos que estaban sufriendo los inmuebles. Cerrado al acuerdo se procedió a su socialización.

En un año y medio las vecinas, con sus pocos ingresos y la poca ayuda que hemos podido prestar desde el exterior, han ido habilitando los inmuebles, a los que inicialmente les faltaba de todo: cableado, lavamanos, vasijas, enchufes, interruptores, llaves de paso, tramos de tuberías, etc. Y que estaban bastante destrozados: humedades, puertas rotas, agujeros en techos y paredes, etc. Poco a poco los han ido arreglando, saneando, pintando y amueblando (casi siempre con materiales reciclados o buscando oportunidades de segunda mano), hasta convertirlos en auténticos hogares para ellos y sus hijos.

El dormitorio de una de las viviendas antes y después de que las vecinas lo arreglaran.

Las vecinos han intentado que las distintas empresas suministradoras de agua y luz les regularicen los suministros, pero ante las reiteradas negativas de éstas siguen tirando con lo que creemos es luz de obra y con cubas de agua que regularmente llenan los bidones que cada familia ha tenido que instalar en el garaje compartido que tienen ambos inmuebles.

En “La Ilusión” conviven 12 familias (en total 36 personas, 16 de ellas menores) que reúnen los distintos perfiles de la clase obrera canaria, empobrecida, excluida y marginada. Tenemos paradas de larga duración; manitas que arreglan cualquier desperfecto en el edificio y que sin embargo no encuentran un trabajo regular; madres solteras que realizan trabajos esporádicos como limpiadoras o cuidadoras de ancianos y también en hostelería, pero cuyos ingresos no les permiten pagar los cada vez más elevados alquileres que tenemos en Canarias (Las Palmas es la segunda provincia donde más han subido los alquileres [16%] sólo por detrás de Barcelona, sin embargo seguimos teniendo uno de los sueldos más bajos del Estado); migrantes en busca de un hogar que les permitiera la reagrupación familiar; mujeres maltratadas que han hallado en “La Ilusión” un refugio para ellas y sus hijos; personas que han sufrido la indigencia y que han sido rescatadas por la comunidad, con vecinas tan solidarias que hasta las han recogido en sus propias casas. Esta es la cara, altruista, digna y diversa, de “La Ilusión”.

El antes y el después de uno de los aseos (de los pocos que contaban con vasija).

Intento de desahucio

El pasado día 30 de noviembre las vecinas de “La Ilusión” recibieron una notificación judicial dirigida a “ocupantes desconocidos” en la que les concedían un plazo de 10 días (sin especificar si eran hábiles o naturales, a pesar del puente que se comía parte de la semana) para comparecer en juzgados y justificar bajo qué título habitaban el inmueble. Las vecinas rápidamente contactaron con la FAGC y se convocó una asamblea de urgencia, a la que también acudió como asesora legal la abogada Isabel Saavedra. La asamblea (más bien una reunión informativa) consistió en compartir con las vecinas las distintas opciones legales y de protesta que en opinión de la FAGC tenían. Las vecinas tomaron una resolución: lucharían por sus hogares.

La estrategia de lucha es la siguiente: se intentará plantar cara en el frente legal agotando todos los plazos posibles; se intentará provocar una verdadera “guerra de tinta” buscando tener la mayor presencia mediática posible para poner en conocimiento de la opinión pública el intento de desalojo a “La Ilusión” y generar todos los apoyos necesarios; paralelamente, se intentará negociar con el nuevo adjudicatario de los inmuebles (la SAREB) y con las instituciones públicas, para que las vecinas puedan conservar sus hogares en régimen de alquiler social o para que, en su defecto, se les garantice una alternativa habitacional; si los agentes implicados se niegan a negociar, tomaremos la vía de la protesta callejera, manifestándonos y concentrándonos en todos aquellos lugares que sea necesario hasta que la presión les obligue a sentarse frente a nosotras para llegar a un acuerdo; y si nada de lo anterior se produce tendremos que recurrir a intentar parar el desahucio a través de un piquete donde intentaremos movilizar al barrio, al municipio y a la isla entera, hasta poner delante de la puerta un colosal muro de resistencia popular.

“La Ilusión” demanda que se le permita conservar sus hogares, que llevaban abandonados durante más de 10 años y que nadie quería hasta que las propias vecinas, con su esfuerzo y trabajo, han demostrado que eran habitables.

“La Ilusión” demanda que se les conceda un alquiler social sobre sus actuales domicilios y muestra su total voluntad de regularizar contractualmente su situación.

“La Ilusión” demanda que, en caso de ser esto imposible, se les ofrezca una alternativa habitacional digna, porque sus actuales domicilios son su primera y única vivienda, y abandonarlos supondría ser arrojadas a la calle y romper sus familias.

“La Ilusión” no pide caridad, exige justicia y sólo quiere que el repetido derecho de todas las personas a una vivienda digna deje de ser una frase bonita y se convierta en una realidad material.

No se puede legislar contra la necesidad más básica, ni contra el instinto de supervivencia, ni contra la fuerza que nos impulsa a mantener sanos y seguros a nuestros hijos. Si nos prohíben respirar sólo obtendrán una cosa: que les desobedezcamos, como mínimo, 12 veces por minuto.

via FAGC https://anarquistasgc.noblogs.org/post/2018/12/08/se-prepara-el-desalojo-de-la-ilusion/

Etiquetado con: , , , , ,
Top